Contenidos vistos en la plataforma: 2021 vistas
12 Junio 2013

 



La Gestión Integrada de los Recursos Hídricos

La Gestión Integrada de los Recursos Hídricos implica una reorientación de la gestión del agua hacia un enfoque más holístico, con varios ajustes en la forma en que el agua fue manejada históricamente: hay que considerar al ciclo hidrológico y todos los usos y todos los usuarios en el espacio y en el tiempo, tomando a la cuenca como la unidad lógica de gestión, considerando tanto el agua verde[1] como el agua azul, evitando sesgos, promoviendo la participación pública en la toma de decisiones y la hidro-solidaridad, y una gestión interdisciplinaria del agua.

 

Las estrategias acertadas para la gestión integrada del agua incluyen, entre otras: tomar en cuenta la visión de la sociedad, reformar procesos de planificación, coordinar la gestión de suelo y agua, reconocer las interdependencias entre la cantidad y la calidad del agua, el uso conjunto del agua superficial y subterránea, la protección y restauración de sistemas naturales, e incluir la consideración del cambio climático” (IPCC, Kundzewicz et al., 2007:196).


[1]El término “agua verde” se refiere a la porción de la precipitación que es almacenada en el suelo, para ser evaporada o almacenada en el tejido vegetal y animal. “Agua azul” es la porción de la precipitación disponible en forma líquida, sea para recargar el agua subterránea o para fluir en cauces superficiales. Lo último ha sido históricamente el punto focal de la gestión de los recursos hídricos. (Snellen y van Hofwegen, s/f).